Programas de Prevención Efectivos: 9 Principios Avalados por el CDC

Cuando en nuestra área de interés se conoce poco sobre qué funciona, y la gran mayoría de las intervenciones no han sido evaluadas rigurosamente para determinar su efectividad, podemos utilizar estos nueve principios para fortalecer nuestra intervención:

1. Servicios Comprensivos

Las estrategias deben incluir múltiples componentes e impactar múltiples escenarios para atender una gran variedad de factores de riesgo y factores de protección del problema.

2. Métodos Variados de Enseñanza

Las estrategias deben incluir múltiples métodos de enseñanza, incluyendo un componente activo de destrezas.

3. Suficiente Dosis

Los participantes necesitan ser expuestos lo suficiente a la actividad para que tenga un efecto.

4. Fundamentado en Teoría

Las estrategias de prevención deben tener una justificación científica o racional lógica.

5. Relaciones Positivas

Los programas deben cultivar relaciones fuertes, estables y positivas entre niños y adultos.

6. Momento Apropiado

Las actividades del programa deben ocurrir en el momento (del desarrollo) en el que tienen mayor impacto en la vida del participante.

7. Socio-culturalmente Apropiado

Los programas deben estar adaptados a las creencias y prácticas culturales de los grupos específicos, así como a las normas locales de la comunidad.

8. Evaluado

Una evaluación sistemática de los resultados es necesaria para determinar si el programa o la estrategia funcionan.

9. Personal Adiestrado

Los programas necesitan ser implementados por personal sensitivo, competente, y que ha recibido suficiente adiestramiento, apoyo y supervisión.

Para información completa sobre estos principios: Nation, M., Crusto, C., Wandersman, A., Kumpfer, K.L., Seybolt, D., Morrissey-Kane, E., & Davino, K. (2003). What Works in prevention: Principles of Effective Prevention Programs. American Psychologist, 58, 449-456.